Más color para la cancha de baloncesto

818 546 Hylion Studio

En Aalst, Bélgica, han llenado de color una cancha de baloncesto… Tan anodina como cualquier otra cancha de baloncesto.

La muralista Katrien Vanderlinden, con la ayuda de 10 voluntarios, ha transformado esta cancha situada entre un colegio y centro de niños refugiados.

Inspirándose en una caja de bloques de madera de colores (cuadrados, triángulos, círculos), un juego de construcción con el que todos hemos jugado y manteniendo las líneas para jugar al baloncesto a creado un espacio lleno de formas y colores que invitan a interactuar, a jugar, a reunirse y inventarse juegos nuevos.

Tenemos que reconocer que nos apasiona el arte urbano, y vemos en él un recurso muy eficaz para mejorar los espacios públicos y las relaciones que se generan en los mismos. Del mismo modo, nos parece una forma muy valiosa de que los alumnos intervengan en su propio centro educativo para hacerlo suyo y, de paso, desatar su creatividad.

Recursos para el centro

Como decíamos más arriba, el arte urbano es un recurso a utilizar con multitud de beneficios: proyección creativa, generación de ideas, transformación espacial, trabajo en equipo, desarrollo de un proyecto real, etc.

Es bueno que los espacios sean cambiantes, que aporten novedad y que se aproveche su vertiente práctica, por ello, os animamos a que veáis las paredes de vuestros centros educativos como grandes lienzos en blanco con multitud de posibilidades.